Seiko Recraft SNKM99

Este reloj, como bien comento en el video, proviene del mercado americano; y su principal fuerte es el diseño; el cual, evoca a los relojes de los 60 y 70, con una visión actualizada.

Lo primero que nos llama la atención es su tamaño; estamos ante un reloj vistoso por su diseño en cualquiera de sus versiones, pero además lo acompañan sus dimensiones.

En cuanto a su diseño; vemos que se trata de una caja semi cuadrada, donde se integra el dial, con un aro interior a modo de taquímetro indicando los minutos correspondientes a cada índice de 5 en 5, que cambia a un aro gris justo antes de que nuestra visión llegue a los índices. El dial en un color dorado que va degradándose a negro de dentro hacia fuera, con los índices aplicados en dorado oscuro, agujas en el mismo tono, semi-esquelitizadas hasta la mitad donde están pintadas de negro. Es una combinación que a mí personalmente me parece muy bonita y acertada; exceptuando dia y fecha, que podrían estar mejor integradas.

Entre otras de sus características, cuenta con un calibre automático 7s26 de 21 joyas; fondo vista, armys macizo (exceptuando los endlinks) y cierre normal firmado con la marca.

En cuanto a sus dimensiones, son muy generosas, 48mm de ancho con corona, 44 sin ella; 12mm de grosor y 24mm de distancia entre asas.

Es un reloj cuyo fuerte es su diseño, una mezcla casi perfecta de modernidad y aire vintage, que es precisamente lo que el fabricante buscaba. Al margen de esto, no es un reloj apto para personas que no tengan una muñeca inferior a 18cms de diámetro, es un reloj francamente grande. Su tamaño no lo hace incomodo, las asas integradas en la forma del reloj, formando un único bloque ayudan muchísimo, pero visualmente en una muñeca normal, está bastante descompensado.

Sinceramente, este reloj es de los más flojos de la marca teniendo en cuenta su precio, el cual ronda unos 150-200€ según versión. No puedo decir que sea una pieza cara, pero comparativamente con otras de la misma marca, como puede ser, el SNZH57, la verdad lo parece; ya que no incorpora tan siquiera lumen. En cuanto a su acabado en pvd, es de los peores que he visto, a años luz de lo que ofrece por ejemplo, Citizen. Es un pvd frágil; y que, queda marcado en seguida, parece casi mas bien un esmalte que un pvd como tal. A pesar de esto, si te gusta su diseño, no lo dudes, visualmente es muy bonito, y no dejará indiferente a nadie.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *